Reserve su cita para la vacuna, revise las preguntas frecuentes sobre el COVID-19, información sobre servicios y citas Más Información

5 razones para usar una mascarilla después de vacunarse

1. Ninguna vacuna es 100% efectiva.

Las pruebas clínicas de las vacunas de Moderna y Pfizer encontraron que dos dosis ofrecen hasta un 95% de inmunidad contra el coronavirus.

2. Las vacunas no ofrecen protección inmediata.

No es sino hasta dos semanas después de haber recibido la dosis total de su vacuna que usted tiene la protección completa. Con las vacunas Pfizer y Moderna, es dos semanas después de haber recibido su segunda inyección.

3. La gente vacunada todavía puede propagar el virus.

Aunque la vacuna contra el COVID-19 claramente previene la enfermedad, los investigadores necesitan más tiempo para saber si también previene la transmisión. Si usted ya se vacunó, es posible que pueda contagiar el virus a otras personas a su alrededor sin darse cuenta. Hasta que los investigadores sepan esto con seguridad, usar una mascarilla es la manera más segura de proteger a otros que no ha sido vacunados todavía.

4. Las mascarillas protegen a la gente que tiene un sistema de defensa bajo.

La gente con problemas crónicos de salud, como enfermedades cardíacas o cáncer, corren el riesgo de tener casos más severos de COVID-19. Desgraciadamente, estudios recientes en personas con cáncer muestran que no están tan bien protegidos por la vacuna contra el COVID-19. Continuar usando la mascarilla ayuda a proteger a quienes tienen sistemas inmunitarios débiles.

5. Las mascarillas protegen contra cualquier variante del coronavirus, a pesar de sus mutaciones genéticas.

Los líderes en salud mundial están muy preocupados por las nuevas variantes genéticas del COVID-19, ya que parecen ser por lo menos 50% más contagiosas que el virus original. Hasta ahora, hay estudios que sugieren que las vacunas que ya existen funcionarán contra estas nuevas variantes del virus. Hasta que un porcentaje más alto de personas se haya vacunado, las mascarillas y el distanciamiento social seguirán siendo importantes medios para reducir la propagación.

Recibir la vacuna contra el COVID-19 es un paso más para acabar con esta pandemia, pero necesitamos continuar usando mascarillas y manteniendo la distancia social para realmente terminar con el COVID-19.